lunes, 17 de junio de 2013

Pasión: ¿Vives tu vida en ON o en OFF?


La pasión es la emoción más intensa que existe, es la locomotora que tira del éxito. Uno sólo la siente cuando se dedica a lo que realmente le entusiasma, a lo que ama y a lo que es más importante. Cuando uno realmente siente pasión por algo, no tiene que esforzarse en poner atención, sale sólo, y ni siquiera siente el paso del tiempo, porque éste pasa rápido cuando uno se dedica a lo que le apasiona.

Sin embargo, son muchas las personas que jamás la han sentido, ya que prefieren moverse en la vida en el campo de lo conocido, en vez de intentar descubrir que es lo que en verdad les hace vibrar. Todos estamos capacitados para sentir esa fuerte energía, no puede ser cierto eso de que existen personas apasionadas y personas desapasionadas. Yo, al menos, nunca me lo he creído. Lo que sí sé es que existen personas que en la vida buscan, luchan y se arriesgan y personas “cómodas”, que aunque no sientan esa energía y esa fuerza de la pasión, jamás se arriesgan.

Por otro lado, existen personas que quieren tener pasiones “únicas” vinculadas a grandes talentos y piensan que jamás se podrán apasionar porque no tienen talentos tan espectaculares, o porque no sienten la ópera como hay que sentirla, o no saben mirar la pintura como hay que mirarla, o no disfrutan del deporte de la manera en que lo hacen otros… y aquí me rebelo por dos razones:
  • Porque no todas las pasiones tienen que estar necesariamente relacionadas con el deporte o con el arte.
  • Porque quién es el que dice como hay que sentir o hacer las cosas.
Tú eres el único dueño de tus sentimientos, y como quieres sentir la vida depende exclusivamente de ti. Yo me permito vivir ¿y tú?

Hay quienes leen esta larga lista y se sienten mal, y se niegan a reconocer que son uno de tantos potenciales “muertos en vida” (El 67% de empleados entre 18 y 35 años se siente infeliz en el trabajo, dicen que es una “desilusión” que no ha satisfecho sus expectativas), aun así algunos prefieren lamentarse que movilizarse. Asumir su auto-responsabilidad les resulta demasiado duro: “Qué quieres que haga, las cosas son así” o “de qué sirve luchar, si al fin y al cabo va a pasar lo que tenga que pasar”.

Otros en cambio, toman consciencia que si no están apasionados con una actividad, es porque no les ofrece ni crecimiento, ni felicidad, ni expansión, y deciden lanzarse en busca de la pasión, a ellos les recomendaría que se tomaran un tiempo para trabajar en los siguientes 5 pasos:
  1. Escribe una lista de tus 15 Pasiones (las cosas que más te gustan, que son más importantes para ti y que son básicas para tu felicidad).
  2. Elije las 3 que más te gustan.
  3. Escribe 4 ó 5 indicadores que describan lo que ocurrirá cuando esté viviendo cada una de estas 3 pasiones (cuando estoy paseando por la playa, siento la puesta del sol).
  4. Escribe las creencias limitantes que te impiden vivir estas pasiones.
  5. Aliena tus pasiones a tu desempeño profesional (haz de tus hobbies una forma de vida que te dé ingresos. Recuerda pasión y éxito son inseparables).

En definitiva, la vida con pasión consiste en vivir cada momento de la vida y disfrutarlo con intensidad como si fuera el último, es vivir con todos los sentidos, es vivir la realidad que a cada rato te ofrece la vida: “No puedes vivir, vivir de verdad, sin sentir pasión por lo que haces”.

Y lo mejor de todo, cuando estamos con personas con pasión sentimos que vivimos más intensamente, pues la pasión es contagiosa. Cuando las personas hablan de sus pasiones se llenan de luz.

“Paladear un buen vino francés, dejar que la vida transcurra perfumada con el aroma del azahar, tocar la guitarra clásica o de jazz, y disfrutar de su faceta como escritor”. Chris Stewart (Baterista fundador de Génesis)

Como ves hay dos opciones en ON o en OFF ¿Te atreves a pulsar el switch?



1 comentario:

  1. Toda la razón, es más, soy un fiel reflejo del resultado de vivir en ON.

    Un Abrazo.

    ResponderEliminar