lunes, 6 de mayo de 2013

Conociendo los Distintos Tipos de Sistemas


¿ES SU PROBLEMA SISTÉMICO?
1.       ¿Ha existido este problema en la empresa con más o menos la misma intensidad durante cierto tiempo?

2.       ¿Se ha mantenido más o menos igual, aunque haya caras nuevas en los procesos o departamentos?

3.       ¿Han habido mejoras pero las cosas se han vuelto a echar a perder?

4.       ¿Lo ha mejorado una mayor presión por parte de los gerentes?
Si contestó Sí a las tres primeras preguntas y No a la cuarta, su problema es sistémico. Y entonces ¿Qué Hacer?

Si su problema es sistémico, Ud. va a tener que aprender con qué se come eso, qué significa, porqué tiene que trabajar en las interacciones: la forma como las personas y departamentos se relacionan con otros y entre sí; y no en las acciones, como lo hacen el 95% de los gerentes. Es muy fácil ordenar hacer esto, o cambiar aquello, o eliminar esto otro: Gerenciar Acciones, si creemos que lo que hacemos en una parte del sistema no tiene por qué afectar a otra. Esa es la parte “fácil de gerenciar,” la que ya no sirve. Va a tener que aprender que causa y efecto no están íntimamente ligados en el espacio ni en el tiempo, que buscar culpables no soluciona las cosas, que la gente tiene que entender sus procesos, y que todos tenemos que aprender a trabajar juntos. Para ello es necesario entender el concepto de Sistema.
 

Arriba tenemos tres definiciones de Sistema, pero tratemos de comprender cómo funcionan porque todas, sin excepción, le están gritando a Ud. que el Sistema es responsabilidad de la gerencia, y la gerencia es responsable del 96% de los problemas del Sistema.
SISTEMAS MECÁNICOS: Como la transmisión de un carro, o un reductor de engranajes: las salidas están definidas solo por su estructura interna, no tienen propósito propio.

SISTEMAS BIOLÓGICOS: Su único propósito es sobrevivir, y para ello se alimenta y se divide, el mejor ejemplo es la célula, una ameba. Para cumplir su propósito lo único que tiene que hacer es crecer.

SISTEMAS SOCIALES: Los sistemas sociales están compuestos por personas, que tienen propósitos propios; integran sistemas más complejos, que también tienen propósitos propios (familias, empresas, clubs, partidos, agrupaciones, asociaciones, amigos); que a su vez se relacionan con otros sub-sistemas para crear sistemas más complejos, que a su vez tienen  propósitos propios (comunidades, ciudades, países, etc.) Estos sistemas no se prenden y apagan con un switch como un sistema mecánico, ni se contentan con un buen caldo de cultivo y un ambiente protector, como en los biológicos.
Los sistemas sociales tienen diversidad, necesitan ser comprendidos, deben ser gerenciados, medidos, evaluados, organizados; requieren liderazgo, innovación, reconocimiento, desarrollo (no solo crecimiento), usar el intelecto, ser optimizados, cumplir sus propósitos y desarrollar otros nuevos en forma dinámica, para sentirse realizados. 
Sus integrantes interactúan en forma permanente, y nuestro rol es lograr que esas interacciones sean positivas, no Suma Cero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario